Etiquetas

,

Fayad Jamís

Con tantos palos que te dio la vida y aún sigues dándole a la vida sueños. Eres un loco que apenas se cansa de abrir ventanas y sembrar luceros.

Con tantos palos que te dio la noche, tanta crueldad, frío y tanto miedo. Eres un loco de mirada triste que solo sabe amar con todo el pecho, fabricar papalotes y poemas y otras patrañas que se lleva el viento.

Eres un hombre alucinado, entre calles, talleres y recuerdos. Eres un pobre loco de esperanzas. Con tantos palos que te dio la vida y no te cansas de decir Te quiero.