Por Scarlett Lee

belkis

Belkis Cantillo Ramírez

Sin dinero, sin abastecimiento para sus mal llamadas Damas de Blanco y con un montón de contradicciones internas, Belkis Cantillo ha pedido ayuda a los miembros de la contrarrevolución y su ex esposo José Daniel Ferrer –el capo de la UNPACU- le ha respondido.

Este fin de semana, en un gesto demostrativo de su conocida “filantropía”, Ferrer García decidió compartir con las damiselas, “algo” de los recursos alimenticios que tenía para distribuir entre su camarilla de UNPACU.

JDA

José Daniel Ferrer

Obviamente, Belkis Cantillo no vio ningún problema con la ayuda ofrecida por el padre de sus hijos, ya que le llegaba como una  válvula para el respiro que tanto necesita su organización o des-organización, si se tiene en cuenta que –últimamente- estas mujercitas han dado bastante de qué hablar por sus comportamientos inadecuados, las contradicciones internas y hasta los delitos comunes en que se han visto involucradas.

Sólo que sus seguidoras percibieron el apoyo “solidario” como una ridiculez ya que una pastillita de caldo de pollo, una lata de carne prensada y una crema de maní, no les resuelve sus problemas, ni las hace olvidar que desde el mes de mayo no reciben su salario de 625.00 CUP, de ahí que los reclamos por esta situación dieron lugar a una nueva trifulca en casa de Yaima Vanguela (Calle Comancié, del Reparto Luis Dagné), por la que los vecinos del lugar llegaron a llamar a la policía.

Y yo me pregunto ¿Berta Soler estará de acuerdo con unir su organización a la UNPACU y ya no teme deberle “favores” a José Daniel Ferrer? ¿Dónde está el dinero que desde el exterior les envían a las Damas?  ¿Ya no se lo estarán enviando o Belkis se lo está quedando para ella y su “piña”? ¿Ya Belkis no es confiable y ha perdido el mando de su des-organización? Esperemos a ver, porque a estas niñas les queda poco, créanme que sí… muy poco.