Por Scarlett Lee

JD

José Daniel Ferrer,

La renuncia de más de 60 miembros de la llamada UNPACU en el municipio Puerto Padre, Las Tunas; despierta el interés –sin dudas- de cualquier interesado en los tropiezos de esta “organización”.

Según las fuentes consultadas, las condiciones objetivas se venían dando hace ya algún tiempo, pero la gota que colmó el vaso ha sido el corroborar que su representante a nivel nacional, José Daniel Ferrer García, ha desviado los recursos materiales, alimenticios y financieros destinados desde el exterior para distribuir entre los miembros de este grupo contrarrevolucionario.

Al parecer, los activistas estaban al tanto a través de la emisora subversiva Radio Martí de los abastecimientos que les estaban siendo enviados y que -por razones desconocidas- no estaban yendo a parar a sus manos. Situación que han denunciado a través de la propia emisora y del periódico digital El Nuevo Herald, además culpando-muy convencidos- a Ferrer García.

Según uno de los dimisores: “hasta la propia Yolanda Huerga, periodista de Radio Martí se comunicó con José Daniel para conocer si el envío de la última jaba a repartir había llegado sin problemas, él dijo que si muy campante, pero que no alcanzaba porque repartió la mitad a las Damas de Blanco (Vea    https://santiagoarde.wordpress.com/2014/07/16/damas-de-blanco-santiagueras-piden-ayuda-a-unpacu/), algo intolerable».

Parece que el truquito de hacerse el mecenas de las Damas de Blanco santiagueras le ha costado caro a la plantilla – ya inflada- de su organización; será inversamente proporcional el negocio: más mujeres, menos hombres. Y estos son los primeros, cuando a los de aquí les de por denunciar todo lo que saben y revelarse….Ferrer García se queda solo, solito como el viejo Andrés.