Etiquetas

, , , , , ,

Por Scarlett Lee

Con el inicio del restablecimiento de las relaciones bilaterales EE.UU-Cuba, a los mercenarios de la isla les han atacado las dudas sobre la supervivencia del llamado Programa de Refugiados Políticos, La ley de Ajuste Cubano y la política de “Pies secos, pies mojados”; a ello se debe la ambigüedad en el discurso de muchos de los líderes de la contrarrevolución interna, esa que recibe órdenes externas.

José Daniel Ferrer

José Daniel Ferrer, Coordinador General de la UNPACU.

En este nuevo contexto, en Santiago de Cuba José Daniel Ferrer, Coordinador General de la mal llamada UNPACU, anunció a sus seguidores que en su des-organización, la modalidad del disentur está restringida y reservada para aquellos que aparentan tener en la cabeza, algo más que cabellos –llama la atención que casualmente solo viajan sus ex esposas y 2 o 3 de sus compinches- ; atreviéndose a aconsejarle al resto de su camarilla que si desean alcanzar el sueño americano: “busquen sus propias alternativas y juéguensela duro, que la UNPACU y sus patrocinadores les apoyamos,” y cuando dijo «alternativas», incluyó todas las posibilidades.

Al pie de la letra, siguió su sugerencia el mercenario Wilder Cervantes Cuza, quien no se durmió e intentó alcanzar ese sueño americano de forma ilegal, poniendo en riesgo su vida y la de sus compañeros, exponiéndose y exponiéndolos a dormir un sueño….pero eterno.

Obvio, Ferrer García no se atreverá a mencionar este hecho en las redes sociales y mucho menos, relatar las vivencias de Wilder en el canal YouTube, sería reconocer lo que muchos saben y él intenta disimular: la UNPACU es el trampolín que utilizan delincuentes y antisociales como aval para emigrar –cualquiera que sea la vía- y no lo que pregonan en los medios de prensa anticubana.