Papa Francisco en Cuba/El día de la Virgen de la Caridad del Cobre se celebró el 8 de septiembre con una misa en la Basílica Menor, oficiada por el arzobispo de la provincia de Santiago de Cuba, Dionisio García.

A la festividad asistieron cientos de personas quienes colmaron todo el recinto que llegaron a esa zona desde distintas regiones de la isla.

El arzobispo llamó a trasmitir alegría, conservar la fe, pues da esperanza y fortaleza para luchar, sean generosos y misericordiosos, expresó.

Durante la misa, trasmitida por la televisión cubana, se dio lectura a varios pasajes del nuevo y el antiguo testamento, así como se realizaron cánticos propios de ese tipo de celebración en los predominó el sonido de la clave cubana.

El 8 de septiembre se instauró en Cuba como día de la Virgen de la Caridad del Cobre desde 1916.

De acuerdo con la leyenda, dos indios y un negro criollo navegaban por la bahía de Nipe, en la región oriental, cuando vieron flotar sobre una tabla una imagen de la Virgen tallada en madera que llevaba en el brazo izquierdo al niño Jesús y en la mano derecha, una cruz de oro.

Además la tabla tenía una inscripción que decía: Yo soy la Virgen de la Caridad, agrega la historia.

La Virgen de la Caridad del Cobre acompañó a los mambises durante las primeras guerras independentistas.

En 1998 en un homenaje y reconocimiento al pueblo de Cuba, el Papa Juan Pablo II coronó y bendijo la imagen durante la tercera misa que ofició en la Plaza Antonio Maceo de la ciudad de Santiago de Cuba.

En su visita a Cuba en 2012, el Papa Benedicto XVI estuvo en el santuario, oró ante el ícono, devenido a través de la historia símbolo de devoción, patriotismo e identidad, y le concedió la Rosa de Oro, distinción creada por el Papa León IX.

Anuncios