Etiquetas

, , , , ,

Guajirita Soy / Más difícil que ponerse de acuerdo cuando hay opiniones e intereses disímiles, es intentar congeniar cuando el dinero se ha vuelto interés y principio sumo. Tal vez por eso pueda decirse que, en Cuba, hay más “organizaciones opositoras” que opositores mismos.

El pasado 11 de septiembre, integrantes del Foro por los Derechos y Libertades (ForoDyL) y la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD) se reunieron, y se sentaron a discutir. Asistieron José Díaz Silva, Berta Soler, Antonio Rodiles, José Daniel Ferrer, Ángel Moya, y alrededor de una decena de mercenarios.

La web Diario de Cuba se esforzó mucho para construir una parte fraterna del suceso. De hecho, la responsabilidad de la valoración se la dejan a Ferrer: “casi cinco horas de diálogo respetuoso, fraterno, esclarecedor, constructivo”.

Sin embargo, Diario de Cuba omite muchas cosas, y sobre todo calla el ambiente irritado de la reunión. Al parecer trataban de concertar unidad. En primera instancia, algo que demuestra el reconocimiento de la disgregación entre ellos. El hecho es que los consensos se les hacen

particularmente insufribles. Las razones se han mencionado (y ellos las conocen de memoria): los mueve el financiamiento, no convicción alguna. Y como al más destacado siempre le pagan más, tratan a cualquier costo parecer protagonista de las acciones: hay que robarse el show.

El tema de los llamados presos políticos fue la nota discordante entre todos, aun cuando Diario de Cuba no reseñe nada en su nota. ¿Por qué lo censuró? ¿Será porque en realidad les es imposible simular un acuerdo en un punto, que la “oposición” declara una de sus premisas fundamentales? El propio Ángel Moya se cuestionó las intenciones de proponer reformas a la Constitución, cuando ni siquiera estaban haciendo nada por los detenidos.

¿Por qué el articulista no habló sobre las preocupaciones de Díaz Silva, que reconoce su organización está siendo corrompida por el dinero a manos de la UNPACU? ¿Por qué tampoco escribió el pánico de Rodiles al proyecto “Otro 18”? ¿Será que no quiere que le roben la iniciativa o forma parte de sus ansias de protagonismo?

He aquí un fragmento de esta grabación que revela lo que Diario de Cuba no publicó.

Tomado de Cambios en Cuba

Anuncios