Etiquetas

, , ,

 Por Scarlett Lee

berta spolerA las “damiselas de blanco” en Santiago de Cuba Lianne Seguí García e Iliana Cedeño Ávila, les ha caído un balde de agua fría encima con la última “directiva” de la líder nacional Berta Soler.

Seguí García y Cedeño Ávila son madres de dos menores con menos de 6 meses de vida cada uno, y según le han informado “desde arriba”, la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) ordenó que todas las mercenarias que se encuentran de licencia de maternidad deben reincorporarse al “trabajo”, porque de lo contrario, se quedan sin salario. Parece que la cuenta no les está dando para las “denuncias” luego de los shows del #TodoMarchamos.

Imaginen señores la disyuntiva en que se encuentran todas las afectadas: decidirse por el cuidado de sus hijos y renunciar a los 30.00 CUC o 750.00 MN -que es lo mismo, pero se ve más- una cifra considerable para cualquier cubano, y más si lo único que hacen, es jugar a la “oposición pacífica”.

Ahora, lo que no entiendo nada nadita es cómo quienes dicen “defender” los DD.HH y reprochan a la “dictadura castrista”, conciben dejar desamparados a estos bebés que necesitan a sus madres para asegurar su normal desarrollo. No estoy pensando en la supuesta “posición política” de las progenitoras, pienso en la salud y el cuidado de los niños que nada deben.

También me resulta paradójico que la decisión venga de los que tanto critican y difaman al “régimen”, ese “régimen” gracias a cuyas conquistas, para la generación que está en edad reproductiva, el embarazo y el parto son acontecimientos que transcurren bajo supervisión especializada, pues para el sistema social cubano, ambos no son solo procesos fisiológicos, sino una responsabilidad a la cual le son inherentes atenciones específicas.

“Régimen” donde las futuras madres trabajadoras además, cuentan con permisos laborales exentos de descuento salarial para la atención médica y estomatológica, del receso laboral obligatorio a las 34 semanas de gestación, por 18 semanas, de las cuales 12 son posteriores al parto, y de las licencias retribuidas y no retribuidas para la atención de la o el recién nacido.

 

 

Anuncios