Etiquetas

, , , , ,

Por Joel Macías Rivas*

12804086_1575087599449172_1869177377_n

José Daniel Ferrer, Coordinador Nacional de la mercenaria UNPACU

Con el anuncio del Presidente de los Estados Unidos, de que visitará a Cuba próximamente, comenzó la zafra de quienes considerándose superdotados en materia de pronósticos, ya están sacando sus conclusiones sobre los objetivos “reales” de la visita.

Los de la UNPACU andan como locos porque necesitan levantar su imagen de organización “disidente” más activa y creíble y, de paso, asegurar la entrada de la mayor cantidad de dólares posibles, para el financiamiento de su “gestión y expansión” en la sociedad cubana.

Las Damas de Blanco, por su parte, tratarán de enaltecer su postura de mujeres luchadoras, “sacrificadas” domingo tras domingo, en el peregrinar por algunas avenidas e iglesias del país, en busca de esa misericordia que los “patriotas” de la extrema derecha del norte les siguen enviando.

12809556_123556498035698_1380137494300965630_n

Contrarrevolucionarios en Miami.Orlando Gutierrez, el del medio, fue quien preparó los actos violentos en la Cumbre de Panamá

Similares aspiraciones tendrán el resto de los $$$ luchadores $$$por la democracia y la libertad en Cuba, los “más pegados y confiables” como Fariñas, Yoanisy comparsa, pero estos, quizás, con la mayor urgencia, porque saben que en función de las nuevas matrices oficiales, diseñadas para el uso de la contrarrevolución interna, ellos van quedando un tanto relegados.

Adivinos al fin, algunos están adelantando que si Obama se va a reunir con la oposición, que si se bañará en la playa de Varadero, que si se hospedará en el Hotel Nacional, que si traerá un gran despliegue de seguridad para evitarse el atentado que les tienen preparado los comunistas radicales, entre otras predicciones.Pero otros, muy regionalistas y patriotas, están asegurando que el presidente de los Estados Unidos no se perderá la oportunidad de darse un saltico a Santiago de Cuba, esta ciudad llena de historia donde, por cierto, se produjo uno de los actos más groseros de la intromisión yanqui en los asuntos criollos: su intervención directa, en 1898, en la guerra que ya Cuba le tenía ganada a los colonialistas españoles, y no le permitió a los mambises entrar a la ciudad.

Y andan algunos diciendo, estos pueden ser calificados como super-adivinos, más que decir aseguran, que con la visita de Obam “se acabarán los problemas, se llenarán los mercados y no habrá más necesidades materiales”. Es decir: borrón y cuenta nueva.Yo, por si las moscas, solo me voy a referir a las declaraciones de Josefina Vidal, vocera de la cancillería, en una de las conferencias de prensa del pasado jueves: “el Presidente Barack Obama será bienvenido por el gobierno y el pueblo cubanos con la hospitalidad que los caracteriza…”.

P/D: No habrá total normalización de las relaciones entre los dos países, mientras no se suspenda el bloqueo y sea devuelto el territorio de la Base Naval de Guantánamo, ocupado ilegalmente por los Estados Unidos.

*Colaborador de este Blog

Anuncios