Etiquetas

, , ,

Por Carlos Marcos Calzadilla / Cubahora

xzica-combate-escambray.jpg.pagespeed.ic.tcp0N0s_P5Identificado por primera vez en 1947 en Uganda (África), el virus del Zika alcanza ya más de 30 países de las Américas.

El pasado lunes 1 de febrero, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró una emergencia sanitaria global en relación con casos de desórdenes neurológicos y microcefalias asociadas al virus. Acto seguido, el Ministerio de Salud Pública cubano emitió el martes 2 un comunicado que informaba,además, acerca de la situación de los virus del Chikungunya y Dengue en la Isla.

Asimismo, el presidente Raúl Castro realizó el 22 de febrero un llamamiento al pueblo donde destacó la urgencia de “ser más disciplinados y exigentes” en el nuevo contexto epidemiológico. Hasta el momento no se reportan casos con manifestaciones clínicas compatibles con la enfermedad del Zika.

¿EN QUÉ CONSISTE ESTE AGENTE PATÓGENO?

El virus lo transmite el mosquito del género Aedes, el mismo conocido que puede contagiar con Dengue, Chikungunya y Fiebre Amarilla.

Los principales síntomas constituyen erupciones en la piel, dolores de cabeza y articulaciones, fiebre leve, y conjuntivitis. Pueden comenzar entre dos y siete días después de la picadura. Se estima que uno de cada cuatro individuos desarrolla sintomatología. En una cantidad bastante reducida de humanos se pueden encontrar complicaciones después de enfermar con dicho agente patógeno.

Una vez que la persona se infecta por el virus, no lo volverá a contraer según la Organización Panamericana de la Salud. El Zika al igual que el Chikungunya crea inmunidad. Sin embargo, quien sufrió Dengue puede adquirir las enfermedades antes mencionadas, pues son virus completamente diferentes. La desventaja del Dengue es que puede contagiar cuatro veces, porque posee la misma cantidad de agentes patógenos.

La OMS notifica que para evitar mordeduras de los insectos que transmiten el Zika se recomienda cubrir la piel con ropa de manga larga, pantalones y sombreros; dormir bajo mosquiteros, utilizar repelentes recomendados por autoridades de salud y evitar criaderos.

Hoy día no existen medicamentos específicos ni vacunas para combatir la enfermedad, por lo que el tratamiento consiste en ingerir líquidos, reposar, protegerse con mosquiteros, usar suficiente ropa y adquirir medicinas que aminoren la fiebre y los dolores.
CERO TREGUA

“El país y la provincia en general se preparan ante esta nueva situación epidemiológica en aras de prevenir una epidemia.Por ende, se implementan modificaciones en la estrategia para el control del vector eliminando aquellos factores de riesgo que pueden estar influyendo en la proliferación y diseminación del mismo”, expresa Dagnis Romero, subdirectora provincial de Higiene y Epidemiología.

Desde el año 2014, concurre un incremento de la focalidad del mosquito Aedes, de ahí que se reporten casos de dengue en los 11 municipios de la región.

Según explica la doctora, las acciones están dirigidas hacia la vigilancia epidemiológica y entomológica. Como territorio, se han trazado estratagemas que involucran a todos los sectores para contener la posible llegada del Zika. Las condiciones son las propicias para que se avisten casos.

“El procedimiento comprende la activación de todos los puestos de dirección a nivel provincial, el ordenamiento del medio a partir de la supresión de microvertederos, evacuación de residuales, solución a salideros de agua potable, el tratamiento de embalses y lagunas de oxidación. Asimismo, el seguimiento a todo caso febril mediante la creación de brigadas para su detección temprana, la disposición de centros de aislamiento con más de diez camas con el fin de ingresar cualquier individuo sospechoso, además de vigilancia de síndromes neurológicos y anomalías congénitas”, añade la especialista.

A la par de dichas acciones, se efectúa la capacitación de un grupo de personas encargadas del focal destructivo. Su quehacer consiste en visitar hogares para indicar el ordenamiento del medio ambiente a fin de eliminar posibles vectores, denunciar la existencia de riesgos ambientales y efectuar charlas educativas.

Los centros educacionales y laborales reciben también tratamiento integral especializado. El perímetro alrededor de estos espacios precisa estar recogido, lo que conllevará tareas de supervisión.
LA EPIDEMIA ES RESPONSABILIDAD DE TODOS

Al decir de la doctora Dagnis Romero, la participación comunitaria resulta vital ante la presente emergencia, “pues no es posible trazar objetivos para ordenar el ambiente sin el apoyo del pueblo”.

“El patio y los interiores de casa son nuestra responsabilidad. Lo es la institución de trabajo, acera de enfrente, los lugares para la recreación y zonas comunes en edificios. Hay que sumarse colectivamente para revertir un problema con varios años de evolución”, prosigue.

Pudiera decirse hoy que el mosquito Aedes forma parte de la familia cubana, porque constantemente prolifera en hogares, se alimenta y permite su multiplicación.

En Mayabeque los municipios con mayor vulnerabilidad -debido al aumento de focos y casos sugestivos de dengue- son: Güines, San José, Santa Cruz, Batabanó, Nueva Paz y Quivicán. Si se posee el vector, está latente la posibilidad de contraer Zika, Fiebre Amarilla y Chikungunya.

“En este sentido el quehacer es intersectorial, no solo depende de Salud Pública. La epidemia es de todos y la lucha es con todos: organizaciones de masas, delegados del Poder Popular, maestros, cuentapropistas”, sostiene la subdirectora Romero.

“El pueblo mayabequense cuenta con vasta experiencia en la batalla contra el insecto, pero la premura en que se vive, la pérdida de valores y el estilo de vida social organizado, contribuyen a disipar la percepción del riesgo. El dengue es mortal -por ejemplo- y tener el mosquito ha pasado a ser algo común”, comunica.

En palabras de Mayra Aguiar, jefa del Departamento de Higiene en la provincia, la calidad del agua ha mejorado de acuerdo con igual período del año anterior. El 95% de los mayabequenses bebe líquidos seguros.

Sin embargo, “en una semana hay un promedio de diez estaciones de bombeo que no funcionan. El pueblo se ve afectado y comienza a recolectar el agua. Aquí es donde debemos trabajar como las normas higiénico sanitarias lo indican”, revela.

La también doctora sostiene que el saneamiento de fosas ocurre con regularidad. No obstante, la limpieza intradomiciliaria no se hace debidamente. Independientemente de que la frecuencia de recogida de basura por Comunales se afecte o no, la gente deposita residuos sólidos en cualquier lugar. Tampoco los inspectores velan por detener la infracción.

Las localidades afectadas por el mal ordenamiento del medio son: Güines, San José, Nueva Paz, Melena del Sur y Batabanó. Basta un simple análisis para dilucidar que no es coincidencia que algunos municipios se reiteren.

El Sistema de Salud en la región tiene una percepción del riesgo que necesita trasladar al resto de las personas. Un pueblo bien informado siempre se encuentra listo. El objetivo es salvar vidas para no comprometer el futuro de la Isla desde el punto de vista familiar y social.

Transformar el entorno y la manera de vivir es difícil, teniendo en cuenta que no sucede de la noche a la mañana. Urge no arrojar por la borda años de esfuerzos con la esperanza de alcanzar resultados alentadores a corto, mediano y largo plazo.

Anuncios