Etiquetas

, , ,

Por Joel Macías Rivas

1893_853267021451180_2200290272040340361_nMucha repercusión ha tenido la conferencia de prensa ofrecida en la tarde de este jueves por el Canciller de Cuba Bruno Rodríguez, cuando solo faltan horas para que pise suelo cubano el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

Internacionalmente, fuertes y débiles mediáticos se han referido al tema, y cada uno lo ha hecho a su manera, o mejor dicho: les han dado la interpretación que han querido y “bueno, para eso es la libertad de prensa”, me dijo una colega en la redacción de CMKC Radio Revolución de Santiago de Cuba.

Veamos algunos ejemplos como el del periódico digital El Mundo de España, que expresa: “Cuba pone las cartas sobre la mesa antes de la llegada de Obama”, mientras que el Nuevo Herald tratando se ser algo creíble se remite a la agencia EFE y titula: “Obama encontrará una Cuba ‘enfrascada en su desarrollo’, según canciller”.

Por su parte Diario de Cuba, uno de los actores más activos y recalcitrantes de la “oposición” política a la isla, tituló: “La Habana dice estar dispuesta a eliminar la penalización del 10% sobre el dólar”, y destacado en portada, otro artículo de uno de sus colaboradores desde Miami en Historias cubanas: “Es imprescindible que comience la reconstrucción de Cuba, y Cuba no puede ser un país próspero sin la ayuda de EEUU”, traje a la medida, ese que nos quieren poner.

En las redes sociales ni qué decir; ha sido tan alta la temperatura que los termómetros reventaron, y les aseguro que hay mucha confusión tanto entre amigos como enemigos, entre constructores y detractores y también algunos que tratan de pescar en río revuelto, y otros que solo conocen de insultos o de pesimismos como Kálihx Pedro Perez: “La nación se ha extinguido, solo queda su leve huella en el suelo de la isla…”.

Por todo lo anterior, quise conocer de los que más cerca de mí, en las calles de Santiago de Cuba, andan el día a día. Estos criterios los recogí en la Plaza de Marte: “Es bueno lo que dijo Bruno porque algunos ya piensan que habrá mucho dinero y abundancia por lo que están haciendo los yanquis”; “la visita de Obama es una bendición”, “a estos yanquis lo que no tenían que dejarlos entrar a Cuba para que después estén diciendo que son los salvadores”, “el canciller fue claro al alertar sobre la verdad de las medidas adoptadas por Obama”, “ los cubanos sabremos aprovechar las oportunidades y la revolución seguirá”, “a mí me da lo mismo porque ni tengo plata ni nadie en Estados unidos que me la mande”, “lo que yo sé es que si Obama no es el ombligo del mundo está bien cerquita…”.

Podría compartir con ustedes muchas más opiniones , pero esas me parecen ilustrativas de cómo se impone la diversidad de criterios en lo relacionado con la visita de Obama, las medidas de “normalización” que su gobierno va anunciando, y lo expresado por el canciller cubano, Bruno Rodríguez, en su conferencia de prensa de este jueves en La Habana, Cuba.

Anuncios