Etiquetas

, , , , , , ,

Cambios en Cuba / Si una noticia, según aseguran las leyes del periodismo, es un hecho que por su novedad puede interesar a más de mil personas, la nueva temporada -¿la número 20?- del Regreso del fakir no clasifica como tal.

No obstante, algunas agencias como EFE -que cuenta con excelentes relaciones con la mafia anticubana de Miami- y que se vanaglorian de su profesionalidad no vacilan en hacer el rídiculo reportando la última huelga -¿de hambre?- que protagoniza por estos días el mercenario cubano Guillermo Fariñas.

Ni Fariñas, ni sus productores de la Florida, ya lo sabemos, suelen ser nada originales y ya desde el inicio de la nueva temporada los espectadores saben todo lo que va a pasar. El suicida presunto entrará, una y otra vez, víctima de desmayos, en el hospital y como siempre habrá un final feliz no sabe bien si para él o para el sistema de salud cubano que pierde tiempo y dinero en salvar al recordista Guinnes de la “inanición”.

Aunque ya todo el mundo conoce de memoria el cuento -¿o el truco?- los cuatro seguidores con que cuenta Fariñas en Miami -incluyendo la agencia EFE, por supuesto-  podrían encontrar algunos interesantes detalles sobre esta nueva entrega en el blog Cuba sin Mordazas.

Según afirma dicha publicación de El Regreso del Fakir -¿la última temporada?-encierra, además del consabido pago al protagonista, otros intereses mercantiles: lanzar por todo lo alto al refresco cubano Tropicola.

 

Anuncios