Etiquetas

, ,

 Por Kenia Tabares Robles

Los trabajadores de los servicios comunales son fieles al llamado del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, cuando en 2013 exhortara a este pueblo a lograr una urbe a la altura de su condición de Ciudad Héroe.

Desde entonces especialistas y operarios del sector han puesto manos a la obra, para transformar y cambiar de color sitios que estaban tristes. Lo que en sus inicios fue el movimiento “Por un ciudad más bella, higiénica, ordenada y disciplinada”, hoy se traduce en Santiago Arde.

Este sector ha desempeñado un rol destacado en las tareas de embellecimiento, limpieza, atención a áreas verdes, parques y mobiliario urbano, sin dejar a un lado su rol en los servicios necrológicos, especialmente en el Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia.

Comunales por ser fieles al proyecto Santiago ArdeEn la provincia se desarrolla un programa sostenible de reposición del arbolado y las jardinerías, con la introducción de especies resistentes, en áreas de esparcimiento y descanso.

La reanimación urbana de las avenidas Trocha, Céspedes, Manduley, el Corredor Patrimonial Las Enramadas, la carretera turística, paradas de ómnibus, y la construcción de 18 nuevos parques perfecciona el ordenamiento del territorio, y mejoran la calidad de vida de sus habitantes.

Sin embargo y a pesar de los múltiples elogios que recibe de moradores y visitantes, Santiago de Cuba tiene mucho por hacer para lograr su sueño. Incentivados con la misión de cumplir el llamado de Raúl, las máximas autoridades exigen soluciones, ante el talón de Aquiles del sector: la recogida de desechos sólidos.
Comunales por ser fieles al proyecto Santiago ArdeEn el año 2016 se recibieron 138 planteamientos relacionados con la higiene, especialmente con la inestabilidad de la recogida de desechos sólidos y la eliminación de los micros vertederos. Los elementos que componen este descuido, díganse infractores, víctimas y entidades responsables, dilatan el problema. Y hoy las indisciplinas sociales son una odisea que no encuentra desenlace e implica la desatención de las normas de urbanidad e higiene comunal.

Comunales por ser fieles al proyecto Santiago ArdeMala calidad del barrido de calles, presencia de escombreras, incumplimiento de las normas para el tratamiento correcto a los desechos sólidos, la no permanencia del trabajador en las áreas y la falta de control y sistematicidad de los jefes de brigadas en las zonas comunales, son algunas de las ineficiencias.

Súmese la larga lista de micro basurales archiconocidos y que no encuentran solución. Al respecto del Decreto 272 prevé que entidad debe hacer cumplir la ley y lo especifica en el capítulo 6, articulo 20, inciso c): los inspectores del Sistema de Comunales, Recursos Hidráulicos y Salud Publica en relación con las conductas contravencionales recogidas en los artículos del 17 al 19 en los que a cada uno competa. No se puede hablar de salud sin una higiene ambiental adecuada porque la probabilidad de enfermedades es mayor.

Comunales por ser fieles al proyecto Santiago ArdeJunto a la responsabilidad de la administración pública debe marchar la educación a la población. Como expreso el Primer Secretario del Partido Lázaro Expósito Canto en el programa En Línea Contigo, “la indisciplina social hay que enfrentarla con persuasión, pero también imponiendo disciplina”.

De lado a lado se plantea reiteradamente este tema: población y trabajadores de comunales. Pero hasta que no se le ponga mano fuerte a este desaguisado seguiremos reiterando lo mismo sin resultados objetivos.

Aplicar un sistema de recogida de desechos sólidos eficiente y sostenible es una forma de solucionar el problema, para no ensombrecer el esfuerzo de muchos y cumplir con un sueño posible, porque resultados tenemos.