Etiquetas

, , , , , ,

Por Martha Cabrales Arias

En fase informativa decretada en las últimas horas por el Estado Mayor de la Defensa Civil (DC) para el centro y el oriente cubanos, los santiagueros siguen atentamente la trayectoria del potente huracán Irma.

Aunque desde este lunes hubo ligeros cambios en las condiciones del tiempo, con chubascos, nublados y descargas eléctricas, los meteorólogos del Centro provincial de Pronósticos desestimaron cualquier relación con el ciclón categoría cinco que mantiene en vilo a la región caribeña.

Tal y como ocurrió en octubre del 2016, cuando Matthew se acercaba a esta geografía oriental, sus habitantes vuelven a cifrar las esperanzas en que este nuevo fenómeno meteorológico traiga las ansiadas lluvias para aliviar la sequía, que se ha ensañado con este suelo.

Como un curso intensivo para atravesar estas circunstancias, las experiencias de lo vivido durante el embate del huracán Sandy casi cinco años atrás sirven para adoptar con tiempo suficiente y serenidad la cercanía de este otro meteoro, considerado entre los más fuertes de los que han azotado esta área.

Una vez más, también, los programas informativos locales de la radio y la televisión, mantienen una actualización sistemática sobre la evolución de Irma y las decisiones que paulatinamente se adoptarán, de acuerdo con las fases que decrete la DC.

La preservación de la vida humana vuelve a ser el objetivo primordial de estos aprestos, junto al cuidado de los bienes materiales, con el Consejo provincial de Defensa como ente de dirección.