Etiquetas

, , , , ,

La nueva administración se caracteriza por su odio a los migrantes y el irrespeto a la diversidad del mundo. Caricatura: Denver Post

WASHINGTON.–Donald Trump, acostumbrado a generar divisiones y confrontación, logró poner de acuerdo al mundo y a buena parte de Estados Unidos en una cosa: el presidente es un racista.

Según reveló el diario Washington Post, el mandatario calificó de «países de mierda» (en inglés la frase es aún más despectiva: shithole countries, que podría traducirse también como agujeros de mierda) a Haití, El Salvador y otras naciones africanas durante una reunión privada en la Casa Blanca.

«Por qué tenemos a toda esta gente de países (que son un) agujero de mierda viniendo aquí», habría dicho tras escuchar la propuesta de un grupo de legisladores para evitar que cientos de miles de migrantes perdieran sus beneficios en Estados Unidos.  Luego se preguntó por qué no recibían, en su lugar, a más personas de otros países como Noruega.

El Gobierno de El Salvador envió una nota de protesta a EE. UU. en respuesta a las «lamentables» declaraciones atribuidas al Presidente.

La Cancillería de la nación centroamericana explicó en un comunicado que esperó «prudentemente» a que se produjera un pronunciamiento oficial de Washington para «aclarar o desmentir» estas declaraciones.

Desde que se destapó la noticia, han aparecido decenas de memes y caricaturas sobre el exabrupto de Trump. Caricatura: Cartoonmovement Caricatura: Cartoonmovement

Sin embargo, únicamente a través de las redes sociales han trascendido algunas reacciones de Trump que confirman «implícitamente» el uso de términos duros «en menoscabo de la dignidad de El Salvador» y de otros países, señaló.
Haití, por su parte, repudió «con vehemencia» las palabras ofensivas del gobernante estadounidense.

El embajador haitiano en EE. UU., Paul Altidor, rechazó los comentarios de Trump, al considerar que están «basados en estereotipos». «O el presidente ha sido mal informado o no ha sido bien educado», añadió.

«In the hole» (En el hueco), es la respuesta del artista Anthony Russo a los recientes comentarios del presidente acerca de la inmigración. Caricatura: The New Yorker Caricatura: The New Yorker

«Los haitianos luchamos junto a los soldados estadounidenses en la guerra de independencia de Estados Unidos y seguimos siendo grandes contribuyentes a la sociedad estadounidense», recordó Altidor.

Mientras el jefe de Estado boliviano, Evo Morales, señaló a través de Twitter que, «al insultar a países africanos, El Salvador y Haití, Trump insulta al mundo y demuestra que su lenguaje y políticas están contaminados de racismo, fascismo, soberbia e ignorancia del capitalismo. La historia ha demostrado que los que ofenden así, terminan tragándose sus palabras».

La Oficina del alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos calificó este viernes como «racistas» los comentarios del Presidente.

«No hay otra palabra que pueda usarse, aparte de racista», afirmó el portavoz del organismo con sede en Ginebra, Rupert Colville, citado por Reuters. «Esto no es solo una historia sobre lenguaje vulgar, se trata de abrir la puerta al peor lado de la humanidad, de validar y fomentar el racismo y la xenofobia».

No es la primera vez que el mandatario hace titulares por comentarios de esa clase. «Todos tienen Sida», dijo Trump en junio del año pasado, también en el Despacho Oval, sobre 15 000 haitianos que habían llegado a EE. UU. desde su toma de posesión. Sobre otros 40 000 nigerianos, el republicano pidió: «Que vuelvan a sus cabañas en África».

El nuevo escándalo llega tras la publicación del polémico libro Fuego y Furia. En de la Casa Blanca de Trump, que describe el caos de la nueva administración y describe al Presidente como ignorante, racista e inculto.

tomado de Granma