Etiquetas

, , , ,

 

Nuevamente el Fouché Carlitín Amel  hace de las suyas… en esta ocasión se abre camino a la postulación como nuevo líder de su grupito con su “Diálogo regional previo a la VIII Cumbre de las Américas”, donde por supuesto y como estrategia bien concebida no aparece su jefe supremo: Joseíto Daniel Ferrer García, ¿Por qué será?.. o lo tenían de camarógrafo!!!! Algunas impresiones por las cuales el jefecito mayor de los pacotilleros cubanos (UNPACU) no debía estar presente:

En la infame publicación, Carlitín centró su debate en criticar la corrupción del gobierno cubano!!!, pero claro está, en estas circunstancias no podía darle cabida a su jefe, gran malversador de los dolarcillos americanos, entonces deberíamos preguntarle, ¿quien fiscaliza dentro de la UNPACU los cuantiosos dólares que reciben de Miami?, ¿en dónde publican el destino final de esos recursos?, ¿cómo se distribuye…?

Antes de criticar; lo que en reiteradas ocasiones el  propio general presidente cubano Raúl Castro Ruz ha exhortado a las instancias gubernamentales internas,el combate sin tregua, siendo ferviente seguidor de la alerta hecha por Fidel en el aula magna de la Universidad de la Habana, cuando dijo: “…que el fenómeno de la corrupción era el motivo principal de la auto destrucción de la Revolución…”. Querido Carlitín, aunque como ciudadano tienes el derecho de exigirlo, no cuentas con la moral suficiente para cuestionar, porque:

¿En dónde está escrito el pago del chófer, reparaciones y combustible del auto en que tú, tu jefecito, tu mujer y otros de la cúpula de la UNPACUse mueven en el territorio cubano?

¿En que presupuesto de la UNPACU viene estipulado que tienes que desviar fondos para pagar 30 CUC mensuales  para el cuidado de tus dos hijos?

¿De dónde conseguiste el dinero para comprarte una moto, hacerle la casa a tú esposa Katherine y equiparla con modernos utensilios?, cuando tu no le trabajas al gobierno cubano y no estas asociado a ninguna actividad privada.

¿De dónde tu maltrecho padre Carlos Oliva sacó dinero para restaurar tu casa? Foto POTOSHOP2.jpg¿Cómo justificas la compra de más de doscientos ladrillos que le compraste al psicólogo Karel Reyes el mismo día de la Protesta de Baraguá?

Pero tu jefecito malversador no se queda atrás….

¿Cómo se justifica el dinerito que empleó José Daniel para comprarse las casas al frente de la sede de UNPACU?y ¿Por qué están inscritas  legalmente a tu nombre y de tu hermanito Ernestico?

¿Quién fiscalizó  los 2 000 dólares que desvió José Daniel para “reparar” las casas de las primas segundas de Liettys? que no habían sido afectadas por ningún fenómeno natural.

Tendré que terminar con las interrogantes, porque no me bastaría este artículo enunciándolos…. y  las que faltan todavía, pero serán objeto de próximas  publicaciones.

Sin embargo eres juez y verdugo; criticas  de corrupción a otros, pero sigues manejando los fondos de la UNPACU y bastantes royos se te han formado por mal pagar a los activistas; al parecer se te olvidó cuando casi pides la renuncia del grupito por allá en diciembre del año pasado porque el jefecito te criticó el mal manejo de unos cuantos dolarcitos a tu antojo, sino pregúntenle a Chivito (Alexis Radamés), que fue el único que te apoyó.

Te vanagloreas de defender la democracia, pero no reconoces que el más antidemocrático es tu jefecito Joseíto, que anda repartiendo golpes a diestra y siniestra a todo el que se le oponga; y tu mismo en varias ocasiones le has reclamado que las cosas en UNPACU deben hacerse bajo el “consenso” de la Junta Directiva.

Donde están: tu valentía “democrática” y valores cívicos,  ante la golpiza propinada por Jeseíto a Yriades Hernández y tantos otros; ¿en qué diario, sitio web, a que organización de “derechos humanos” lo denunciaste; cuando sabes que fuiste testigo presencial del hecho?

Y por último mariscal de campo sin seguidores, debería darte pena, en criticar  a los jóvenes revolucionarios que forman parte de la UJC y el PCC; a ellos que el gobierno no les paga por pertenecer  a sus filas, lo hacen de manera voluntaria, y solamente en Santiago de Cuba militan unos cuantos miles, con la vergüenza y moral suficiente para aplastar a tu insignificante grupito, que solamente lo mueven el dinero y la pacotilla.