Etiquetas

, , ,

Por Scarlett Lee

José Daniel Ferrer en la sede de la terrorista FNCA

Mientras la des-organización Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) pretende hacer creer a sus patrocinadores un activismo “democrático” en ascenso, la verdad es que solo funcionan mediáticamente utilizando la archiconocida retórica contra nuestro sistema.

Análisis, expulsiones, descubrimiento de “agentes”, hechos de violencia, discrepancias entre los llamados coordinadores han devenido en que su líder José Daniel Ferrer García reconozca que su “lucha” no ha resuelto nada. De hecho, a finales de marzo se agudizó esta crisis con el análisis disciplinario a Miraida y Ovidio Martín,  quienes a pesar de los lazos sanguíneos, no lograron trabajar juntos por el “bien de la causa”.

Para los miembros de la UNPACU esta crisis no es nueva, ni tienen intención de cambiarla. Ya lo dice el refrán: “a río revuelto, ganancia para los pescadores”, por ello los coordinadores principales se aprestan a sacar ventaja en la repartición de los verdes, antes que la UNPACU sólo sea un sitio desactualizado en Internet.

Cumpleaños de la hija de José Daniel Ferrer

El primero en echar mano es Ferrer García, quien recordando su posición de jefe, utilizó más de 1000 dólares en la celebración de los dos años de su hija menor, y sin escatimar, trasmitió en vivo la celebración a la madre Liettys Rachel quien se encuentra en Miami.

Por su parte Jorge Cervantes García, se compró una nueva vivienda por el valor de 4000 CUC; Carlos Amel Oliva Torres está enfrascado en la reconstrucción de su casa biplanta; Ernesto Oliva Torres se casó por todo lo alto en abril pasado y tuvo como padrinos al propio José Daniel y su esposa Nelva Ismaray; Carlos Oliva Rivery adquirió nuevos equipos electrodomésticos para su residencia, además de iniciar un negocio de crianza de cerdos; Miraida Martín Castellanos revitaliza su residencia con la intención de una futura negociación y Ovidio Martín Castellanos, después de haber recibido 6000 CUC para recuperar su casa, ahora se encuentra realizando la reparación general del sistema eléctrico, cocina y baño de la misma.

Ya lo dijo el propio José Daniel Ferrer: “Un día de “lucha” en Cuba, vale más que 100 en el exilio” y está clarito a qué se refería. No obstante, evalúe las cifras y como dice Taladrid: “Saque usted sus propias conclusiones”.

Familia Oliva Torres aprovechando el dinero de la UNPACU

Reparación realizada por Ovidio Martín al baño de su casa, con dinero de la UNPACU.

Reparación realizada por Ovidio Martín en la cocina de su casa, con dinero de la UNPACU.