Etiquetas

, , , , ,

Por Scarlett Lee

En ocasiones anteriores hemos denunciado a la contrarrevolucionaria Nelva Ismarays Ortega Tamayo, esposa del delincuente y mercenario José Daniel Ferrer, por utilizar a su bebé que todavía no tiene un año de nacido en todas sus provocaciones a las autoridades cubanas, lo mismo frente a la prisión de Aguadores que en el Parque Céspedes.

Hoy queremos comentarle que debido al mal cuidado que esta “doctora” le da a su bebé, exponiéndolo a la neblina desde tempranas horas de la mañana en la calle, este adquirió una infección respiratoria y no lo llevó al hospital, porque según ella no confía en los médicos cubanos. Mucha hipocresía de su parte, ya que si miran en su perfil ella sigue presentándose como “Dra. en MGI”. Yo pregunto ¿dónde se graduó? Obvia la respuesta: en Cuba, gracias a la Revolución y al sistema que tanto critica.

Pero no quedó ahí la situación,  hace unos días al bebé lo picó un insecto en uno de sus piececitos y  la “doctora” también se negó a llevarlo al hospital. Cuando finalmente lo hizo, ya la lesión se había convertido en una úlcera. ¡Pobre criatura!

Aunque el niño ya está en casa y se recupera según nos comentaron algunos vecinos,  llama la atención  que Nelva Ismarays no para de hablar sandeces sobre las supuestas violaciones de los derechos humanos en Cuba y de hacer críticas a nuestro sistema de Salud. ¿Con qué cara puede criticar si apenas cuida a su hijo? ¿Puede llamarse doctora cuando ni siquiera por conciencia, lleva a su hijo a recibir la atención médica necesaria? Ya no se trata de ideologías, es su hijo, es un problema de sentimientos, responsabilidad y amor. Parece que a ella eso también le falta.