Etiquetas

,

Según revelan fuentes cercanas, ya José Daniel Ferrer García  comenzó a meter alones de oreja  en la mal llamada UNPACU, por  las malas decisiones  que se tomaron durante su tiempo un prisión,  mostrado sobre todo incomodidad  por las facultades que se tomaron los des-coordinadores Ovidio Martín Castellanos y Jorge Cervantes García,  quienes dispusieron de los bienes, adquiridos con el financiamiento de los contribuyentes norteamericanos.

Resulta que ahora, el jefecillo se encolerizó al llegar a su casa y encontrarla casi vacía, indignado por la repartición durante su ausencia, que muchos pensaron que iba a ser muy prolongada, y que dejó a la “doctora” Nelva Ismarays Ortega Tamayo pasando penurias en su propia casa. Siendo fieles seguidores del refrán: Cuando el gato no está en casa, los ratones  están de fiesta”, los delincuentes Ovidio Martín Castellanos y Jorge Cervantes García se apropiaron de los bienes ajenos. ¿Qué hubiera sido de la UNPACU si  José Daniel Ferrer hubiera estado  otros  seis  meses preso?

También conocimos, que Ferrer García  ya mandó a buscar con urgencia el refrigerador, la batidora  y lavadora que se había llevado Cervantes, aunque le dejó por ahora el aire acondicionado a Ovidio, confirmando una vez más, que si hay favoritismos dentro de la  des-organización.